Soy un buscador, desde muy joven sentí la necesidad de experimentar, conocer y aprender. Pero siempre buscaba fuera, pasaron años hasta que aprendí que las respuestas a mis preguntas las tenía yo, sólo necesitaba escucharme. Comencé mi camino cuando aún no era consciente de ello, experiencias y aprendizajes que me llevaban una y otra vez al mismo camino en el que me encuentro hoy.

Por eso, mi misión es acompañarte en tu proceso de vida, mostrarte el camino que ya conoces pero has olvidado, tu cuerpo guarda un registro preciso de ese conocimiento, juntos descubriremos el cómo.

Parto de una premisa, la salud, la felicidad, el éxito, la abundancia, el amor, son el resultado de una vida en equilibrio, y ésto, a su vez,  es resultado de entender al ser humano desde una visión holística.

He aprendido que cada persona es como  una casa con cinco habitaciones, una física, una bioquímica, una mental, una energética y una emocional. Pero tendemos a vivir la mayor parte del tiempo en una habitación. Nuestra habitación mental nos ha convertido en seres excesivamente racionales, aislandonos de la naturaleza hemos olvidado que formamos parte de ella.

Somos el resultado de nuestro pasado, día a día nos adaptamos a cada experiencia, a cada conflicto. No podemos cambiar nuestro pasado, pero si que podemos cambiar las secuelas que éste ha dejado en nosotros. Pienso que la vida no es un rio tranquilo, aunque sigue siendo una invitación a la felicidad, eso dependerá de nosotros.

Me he sentido intrigado por el comportamiento humano. Cómo nos relacionamos con los otros y con nosotros mismos y cómo éste comportamiento da forma a nuestro cuerpo, creando dolor, enfermedad y sufrimiento cuando el cuerpo no se siente escuchado. Cuanto más claramente nos comprendemos a nosotros mismos y a nuestras emociones, más comprendemos nuestro sentido en la vida.

La curiosidad por el funcionamiento del cuerpo humano, entender como cada estructura está relacionada con el resto, la capacidad del organismo de adaptarse a cualquier disfunción, entender que estamos conectados, son algunas de las razones por las que me dedico en cuerpo y alma a la salud integral desde una visión holística, donde cuerpo, mente y energía son un todo inseparable

¿Me acompañas a vivir en equilibrio?